Contáctanos

La impunidad incentiva la explotación de niños en Paraguay

Actualmente se encuentran en trámite dos causas, una en Luque y otra en Ciudad del Este.

En el primer caso, el fiscal Andrés Arriola acusó y pidió juicio oral para el líder indígena Máximo Arce, por proxenetismo.

El nativo fue detenido el 27 de noviembre del año pasado, durante una intervención realizada por la fiscalía en el precario campamento ubicado en las inmediaciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol, en Luque, tras recibir G. 100.000 por los servicios sexuales de dos niñas de 12 y 16 años.

“Le dije que iba a volver para las 00:00 a buscarles a las niñas, donde le dije que necesitaba como cuatro a cinco niñas y ahí me dijo que era un poco imposible esa cantidad, pero sí me asegura que dos sí o sí se podía. Le dije que era para una fiestita y para grabarle mejor, le hice de vuelta la pregunta si eran niñas y me respondió que sí, que tenían entre 12 y 13 años de edad”, relató el agente encubierto.

En otro momento de la charla con el agente, filmada con cámara oculta, Arce dijo que tendría que pasar más tarde a buscarlas, porque no estaban aún lo suficientemente dopadas para “aguantar”.

Tras concretar el pago, Arce entregó a las adolescentes y luego fue a comprar cerveza en una estación de servicio cercana, donde fue detenido por los agentes.

Informes médicos revelaron que las menores presentan rastros de haber iniciado vida sexual desde muy niñas. La de 16 años incluso tenía un hijo de 2 años. Asimismo, informes psicológicos revelan los graves daños psicológicos sufridos por las víctimas, sumidas en un situación de total vulnerabilidad.

El segundo proceso está a cargo de la fiscala Teresita Miranda de Ciudad del Este. La agente fiscal imputó a los caciques Víctor Benítez e Isabelino Barreto Duarte, por trata de personas y proxenetismo. Estas personas están sindicadas por explotar en la prostitución a niños, niñas y adolescentes en Ciudad del Este. La investigación fiscal concluye en octubre.

Justicia light

En el 2011, la jueza de la Niñez Teresa Franco dispuso la separación de una madre de sus 6 hijos, a los que explotaba en la mendicidad, tras comprobar los graves daños físicos y psicológicos a los niños. Una deficiente actuación fiscal posibilitó que la mujer fuera beneficiada con la suspensión del proceso por maltrato, sin que se investigara otros delitos más graves.

4  delitos se materializan en la explotación de niños en mendicidad: abandono, maltrato, violación del deber de cuidado y violencia doméstica.

son las causas penales actualmente abiertas por proxenetismo y trata de personas derivadas de la prostitución infantil.

10 años es la pena máxima prevista para el hecho punible de abandono, en caso de que los padres sean los responsables.

15 años de prisión es la pena máxima prevista para la trata de personas, mientras que la sanción por proxenetismo puede llegar a 8 años.

rferre@abc.com.py

Fuente: Explotación Infantil en ABC Color (Especial)

Compartir