Pontevedra concentra los casos de trata de personas en Galicia

La Fiscalía abría el pasado año en Galicia casi una treintena de diligencias de investigación por trata de seres humanos, un delito que con gran frecuencia se comete con fines de explotación sexual de mujeres. Y casi la totalidad, concretamente 25, son indagaciones abiertas en Vigo y el resto de la provincia pontevedresa. De hecho, las cinco denuncias formuladas por el Ministerio Público en toda la comunidad en 2013 corresponden a esta zona. La tendencia se confirma en otros delitos del área de Extranjería, como el que se comete contra los derechos de los ciudadanos extranjeros o el de prostitución bajo coacciones.

La memoria de la Fiscalía Superior de Galicia, presentada esta semana, revela que el pasado año abrieron en toda la comunidad 27 investigaciones e interpusieron 5 denuncias o querellas por trata de seres humanos, delito penado con entre 5 y 8 años de prisión. En cuanto a procedimientos judiciales, se abrieron 11, cuatro de ellos en la provincia pontevedresa. Uno de los casos más importantes impulsado desde Vigo, que ya está próximo a juicio, es el de una red de trata de mujeres nigerianas, un operativo en el marco del cual fue posible liberar a dos menores que permanecían secuestrados en Toledo. Los niños estaban retenidos con el objeto de obligar a sus madres a ejercer la prostitución y garantizar así el pago de la supuesta deuda contraída con la organización. Los menores presentaban una importante desnutrición cuando fueron rescatados, así como falta de aseo personal.

La estadística de 2013 refleja que en relación con los delitos contra los derechos de ciudadanos extranjeros -los que cometen aquellos que promueven o facilitan la inmigración clandestina de personas-, las investigaciones de la Fiscalía se concentran también en la provincia pontevedresa. Las seis diligencias de investigación abiertas corresponden a este área y la única querella interpuesta también. No ocurre lo mismo en el ámbito de los juzgados, ya que de los ocho procedimientos incoados por esta vía en toda la comunidad, sólo uno corresponden al área pontevedresa. La mayoría, seis, son de A Coruña. Éste es uno de los delitos que se le imputa a la red desarticulada en Vigo que traía a mujeres brasileñas y venezolanas para ejercer la prostitución en clubs de Galicia, que afronta 36 años de cárcel.

Las causas de trata de seres humanos suelen estar conectadas al que se comete contra los derechos de los ciudadanos extranjeros ya que, tal y como se refleja en este caso en la memoria de la Fiscalía Provincial de Pontevedra, “la red de tratantes que las ha traído, recepcionado y explotado en España es también la encargada de financiar su viaje y el cruce clandestino de fronteras comunitarias”.

Sobre el delito de prostitución coactiva, en el que los autores usan”violencia, intimidación o engaño” para obligar a las víctimas a prostituirse, la Fiscalía formuló una querella en la provincia de Pontevedra, sin que hubiese más en el resto de Galicia. En los juzgados se abrieron 5 casos, dos del área pontevedresa.

Fuente: Faro de Vigo